PODEMOS Y EL TOTALITARISMO SOCIAL

13105819_10206429300434530_411439441_oYa establecía Ximo Puig la curiosa similitud entre las formulaciones teóricas de Gaetano Mosca, intelectual de principios del s.XX que acabó por simpatizar con el fascismo de Mussolini, y el discurso central del partido político Podemos.

El pensamiento de Mosca, y de otros intelectuales de principios de su siglo, entraría en la clasificación de “teorías elitistas de la democracia”. Con tal de ser lo más sintéticos posibles, Mosca, y otros tantos autores de este mismo periodo, comparten la misma visión sobre la democracia: no se trata más que de un sistema de selección de élites, clase política, oligarquía o como prefiramos llamarlo. Para explicarlo mejor vamos a utilizar el ejemplo que nos daba Ximo Puig en su día: Gaetano Mosca afirmaba el concepto de “clase política” en referencia a una élite dominante del estado, reducida en número, de difícil acceso y que de facto dominaba a las masas populares. Venía a decir que la clase política era una clase social diferenciada del resto: las clases populares. Algo parecido a que quería decir también Robert Michels sobre la vida interna de los partidos con su “ley de hierro de la oligarquía: una oligarquía “domina” al resto de la base del partido. Llegados a este punto a alguien le sonará el famoso enfrentamiento casta-pueblo, que tanto abunda en el discurso de la formación morada.

Volviendo al origen, la afirmación que hizo en su día el actual President de la Generalitat algo de razón tenía: Podemos se sirve del conocimiento que ya han usado otros movimientos de masas. Esto en sí no es ni bueno ni malo, pues Gaetano Mosca simplemente escribió sobre la realidad de la existencia de una clase social. Lo realmente interesante de la actualización que le da Podemos a la idea es cómo, en primer lugar, le aplican un principio de polarización ideológica y construcción del discurso con la dicotomía casta-pueblo y, en segundo lugar y más importante, la cultura política que genera este pequeño trabajo de ingeniería del pensamiento político.

Si nos centramos en el efecto secundario de su discurso, mi conclusión es que no es arriesgado decir que Podemos es un partido (o movimiento, como prefieren llamarse) totalitario y que comparte más de un paralelismo con el fascismo. Antes de que nadie se rasgue las vestiduras: no, no piensen en Stalin. A diferencia de los totalitarismos del siglo XX, el de Podemos no es tanto una forma de ejercer el poder como de construir el discurso. Si analizamos en detalle lo que implica el discurso casta-pueblo vemos que no se trata de una polarización entre ideologías o propuestas políticas. Aunque tenga implicaciones de identidad y clase social, el eje clásico simplemente referencia a dos conjuntos de políticas clasificadas como tal, (no vamos en esencia más allá de educación pública o privada, por ejemplo). El discurso de Podemos, centrado en la polarización casta-pueblo pretende abarcar todo. Toda la sociedad entra dentro de la cosmovisión casta-pueblo: virtuosos contra corruptos, políticos contra la ciudadanía, los de arriba contra los de abajo. El problema de la polarización que establece Podemos es que se ejerce sobre la identidad de los grupos y los individuos, no sobre ideologías. La consecuencia de ello es que no estar en su bando implica, sencillamente, que no eres de “los buenos” y por lo tanto se te debe negar todo reconocimiento. No hay ni argumento, ni debate porque no se debaten argumentos en el discurso de Podemos. Todo acaba y empieza con un “conmigo o contra mí”.

La demostración de este “totalitarismo social” de Podemos se encuentra con un simple paseo por redes o por los medios: toda opinión contra Podemos es suprimida o anulada por una horda de seguidores que no oponen ningún argumento más allá del “dices eso porque formas parte de la casta” (para resumir y como argumento tipo). Da igual que seas un pobre diablo que comentaba una noticia en la web de El País o un periodista de renombre (que se lo digan a Antón Losada, a quien su última crítica a Podemos le valió el apelativo de “perro del PSOE” en redes): si osas mostrar aunque sea la más mínima crítica al movimiento pasas a ser cómplice del enemigo, y por lo tanto no mereces reconocimiento a ojos del pueblo. Se trata de la falacia ad hominem hecha discurso político.

Hete aquí la genialidad y el monstruo que ha creado el club de la Complutense. Como buenos comunicadores, crearon el discurso con el que han pretendido abarcar a toda la sociedad y de paso han convertido en “el mal” a todo aquel que no se les una de forma total y absolutamente acrítica. Podemos ha convertido el desprecio y el odio en discurso político válido.

 

Andreu Moratal Ferrando

Miembro d’Esquerra Socialista del PSPV-PSOE

Anuncis

LA VEU DELS SENSE VEU

enric_palanca_alcaldeNo digas clases trabajadoras, di con una vanguardia que dice interpretar sus intereses y su voz. No es lo mismo. La clase trabajadora votó con fruición al partido socialista ¿Estaban siendo víctimas de una alucinación colectiva? Es el problema de la vanguardia, que al no convencer a las masas no aspira a ello sino a capitalizar su indefinición para apoderarse del estado. Como democráticamente no puede hacerse, se recurre al golpe de estado o a la idea de que algún día la gente los vote. Para eso, claro está, hay que camuflarse de radicales de izquierdas que no quieren gobernar a cualquier precio pero sí evitar que los partidos que sí son de masas como el socialista lleguen a gobernar, favoreciendo los gobiernos de derechas que aumentan la contradicción intrínseca del sistema. Ese es el sentido de esos partidos de vanguardia. En la práctica ni llegan a ser revolucionarios ni llegan a ser reformistas. Se convierten en la mejor alianza de la derecha que aprovecha su radicalidad verbal para reprimir a las masas con leyes mordaza, pero en realidad no tienen nada que temer pues estos revolucionarios de boquilla no se preparan para ninguna revolución y tienen un lenguaje tan excluyente que nunca penetra en las mayorías. ¿Me he explicado bien? Ni los cinco millones de votos de Podemos, con todas su confluencias llega a la mayoría del electorado, por meritorio que sea el resultado. Al final llegamos al mismo callejón sin salida. Ese es el callejón al que se dirige Podemos al no haber podido suplantar al partido socialista. Si no es ahora, Podemos avanza hacia ese partido socialdemócrata que desde siempre ha sido el objetivo a batir de las vanguardias. Vanguardias que se convierten en elementos reaccionarios, partidos del sistema. Un recambio del bipartidismo. Nada cambia excepto los nombres y el desencanto de la población que pensaba que eran otra cosa.

Enric Palanca Torres

Membre d’Esquerra Socialista del PSPV-PSOE

Alcalde de Pobla de Farnals

VIH: MATERIA PENDIENTE

Ana_IbañezHay un colectivo del que poco nos acordamos. Un colectivo que ha sufrido y sigue sufriendo una gran discriminación y estigmatización. Un colectivo compuesto por personas que mueren mucho antes socialmente que biológicamente y cuya evolución en derechos sociales tendría que haber sido mucho más fructífera. De hecho, actualmente hemos retrocedido al igual que en otras muchos aspectos y áreas en los que habíamos avanzado.
Hablo de las personas con VIH. La situación en España es mucho más preocupante de los que nos parece. En España es la que cuenta con un mayor índice de nuevos casos de personas infectadas de VIH en Europa.
Las campañas de prevención no están funcionando y han llevado a que la lucha contra el VIH se convierta en una problemática con soluciones meramente asistenciales. Asistenciales, siempre que sean personas con derecho a cobertura sanitaria. Las personas extranjeras que no tengan derecho a cobertura sanitaria pública no tienen derecho a ser atendidas, a no ser que sea una urgencia médica, ya que además recordemos que el Gobierno Central ha impedido que la intención de la Comunidad Valenciana asuma competencias en sanidad para atender a personas extranjeras. Ante el rebrote de esta terrible enfermedad, la administración pública se vuelve a cruzar de brazos una vez más, a mirar para otro lado y a intentar que no se provoque una indeseada alarma social… mientras siguen habiendo infecciones que permanecen ocultas gracias al tabú de esta enfermedad (que bien les viene a la administración pública que esta enfermedad se mantenga en secreto).
No podemos seguir mirando hacia otro lado. Es un deber denunciar la situación de desprotección de esta falta de prevención. Es necesario solicitar a las autoridades competentes la puesta en marcha de campañas de prevención y detección precoz del VIH.

 

Ana Ibáñez

Secretaria de Igualdad del PSPV-PSOE de Benidorm

Trabajadora social

DEMOCRACIA Y REVOLUCIÓN

ypjEl terrorismo fundamentalista ha vuelto a conmocionar a Europa con un brutal derramamiento de sangre en su propio territorio, en París. El terrorismo, con su acción criminal, no sólo tiene como fin infundir terror y buscar la dominación a través del mismo, también crear alarma social con fines políticos. En este sentido, el grupo conocido como Daesh o ISIS, el autoproclamado «Estado Islámico», ha tomado por la fuerza el control de un amplio territorio entre Irak y Siria, implementando un modelo político que pretende imponer al resto de pueblos de la región y del mundo; el del takfirismo, atroz dictadura que pervierte los principios islámicos, un auténtico fascismo teocrático que hace rutina de la violación de los derechos humanos y los crímenes contra la Humanidad, en una vorágine de brutalidad como la que el nazismo desató contra los pueblos de Europa. De este horror, en la espiral de muerte de la guerra civil siria, huyen las multitudes que ante nuestra puerta pidien refugio. De ahí salen los criminales que asesinan en París, al igual que lo hacen a diario en Siria e Irak. La acogida a los refugiados y la lucha contra el fascismo „del color que sea„ es obligación moral y humana para toda la Unión Europea, y para nosotros como socialistas debe entenderse desde la solidaridad internacionalista directa.

No podemos contemplar la situación de forma despolitizada, ni pensar meramente en soluciones policiales o militares unilaterales. Cuando se plantea la intervención internacional, parece no haber alternativas entre terrorismo, dictadura y bombardeos, pero existe: urge tomar partido por quienes ante el horror del fundamentalismo, la guerra y la dictadura, defienden la democracia y abren un camino revolucionario hacia la emancipación de los pueblos y mayorías sociales. Los kurdos de la región del norte de Siria, Rojava, son primera línea de combate contra el fanatismo terrorista, pero el fusil de las Unidades de Defensa del Pueblo (YPG-YPJ) y de las Fuerzas Democráticas de Siria no va solo. Va junto a un esperanzador y revolucionario proyecto de democracia, que han activado en la región los pueblos kurdo y de otras identidades históricas presentes, con una Constitución democrática y confederal, que defiende la igualdad de género, la interculturalidad, la visión social de la economía y la ecología.
Este foco de libertades, feminismo y transformación social en Oriente Medio es propuesta de futuro para una Siria democrática, construida por su propia sociedad. ¿Permitiremos que sea ahogado por el terrorismo, apoyado por gobiernos islamistas de la región, temerosos de que cunda el ejemplo? Aquí está la lucha y victoria real contra la barbarie. Es fundamental el apoyo de Estados democráticos y partidos progresistas a la lucha de los demócratas contra el Daesh, pues así es como se vencerá al terrorismo, no con la fallida política de intervención unilateral y guerra imperialista que lo ha alimentado. No miremos a otro lado frente a la guerra de emancipación y liberación de los pueblos de Oriente Medio contra el fundamentalismo, porque es la nuestra.

Kilian Cuerda Ros

Portaveu-Coordinador, Esquerra Socialista del PSPV-PSOE

Article publicat originàriament en Levante-EMV: http://www.levante-emv.com/opinion/2015/11/20/democracia-revolucion/1343863.html

¡QUÉ COSAS TIENE EL PANCHITO!

choquehuanca_conferencia_valencia1El pasado martes tuve la ocasión de asistir a una conferencia ofrecida por el Canciller del Estado Plurinacional de Bolivia, David Choquehuanca. Al acto ofrecido en el Ateneo Mercantil de Valencia asistió lo más granado de la izquierda y cholos bolivianos que querían arropar a sus compatriotas. La sala estaba llena y expectante. No todos los días viene un alto dignatario del MAS a contarnos algo cara a cara sin el filtro de los medios de comunicación dominantes. Dio la bienvenida Mónica Oltra, se interpretaron los himnos de España (sic.) y de Bolivia. El lo-lo-lo-lo conocido como Marcha Real y el himno de Bolivia, cantado por todos los presentes que se lo sabían, con un puño en el corazón y otro alzado al frente, no había duda de que la cosa prometía, de que alguien nos iba a dar una lección.
Saltó a la palestra un hombre sencillo, sin traje de chaqueta pero muy abrigado, como alguien que todavía se adapta a otro clima. Comenzó a hablar, rodeado de banderas de Bolivia, España, Comunidad Valenciana y una multicolor losanjeada llamada “Wiphala”. Como veremos, no es una bandera cualquiera como para que se le tenga que asignar un territorio o una etnia.
De repente, alguien que se suponía nos iba a hablar de explotación, de socialismo y de muchos tópicos latinoamericanos, comienza hablando de que todos los que beben la leche de Pachamama son hermanos y que esa leche es el agua. Prosigue en que somos hermanos no solo todos los humanos sino los animales y las plantas, puesto que nos amamanta Pachamama. El rojerío patrio daba tregua: podría hablar de la diosa Cibeles, de Gea o de cualquier otro mito: hay recursos estilísticos para todos los gustos… Pero prosigue Choquehuanca con que hay que ir más allá, que no se puede hacer una reunión cuando la luna es nueva, pues una reunión se hace para manifestar una opinión y si la luna no se manifiesta el hombre tampoco. El personal asistente ya estaba fuera de órbita. Hablando del cosmos, de la Wiphala, del cosmocer… ¡Qué cosas tiene el panchito! Bien podría haber dicho alguno, pero el rojerío es así de falso cuando se trata de dar la razón a “uno de los suyos”. Alguno echaría en falta a Chávez y otros a Allende. El respetable aguantó porque había un póster de Evo Morales, pero no me pareció extraño ver en algunos rostros de los asistentes la misma perplejidad que la que mostraría un franciscano en el Perú hace cinco siglos. Pero la paciencia es virtud, y terminó Choquehuanca hablando de las multinacionales que no pagaban el agua que consumían, entre otras cosas. La gente -y sospecho que muchos cholos presentes- ya escuchaban algo de lo que venían a escuchar. El ambiente se iba caldeando y se llegó a interrumpir la conferencia con vivas a Bolivia, aplausos y reclamando “mar para Bolivia”. Choquehuanca respondió a su público y cerró con un “jallalla Bolivia” bien rotundo. Aplausos, danzas tradicionales y mucho agasajo al canciller. Ciertamente, Athauhalpa estuvo entre nosotros.
¿Pero qué entendieron muchos de los que asistieron? Pues se negaron a entender. Prefirieron ver al panchito -que así se les conoce de forma despectiva y racista a todos los amerindios americanos- y su discurso con una benevolencia condescendiente digna de Francisco de Vitoria. Choquehuanca estaba hablando de un enfoque indígena y es normal que choquen trenes en nuestra conciencia. Nunca entenderemos a un indígena si nos dejamos engañar por la apariencia de compartir una lengua. La conferencia iba de socialismo pero no desde una base marxista y por lo tanto materialista, sino de un marxismo sin Marx, sin necesidad ideológica de Marx, la conferencia era la explicación de cómo se puede hacer tortilla de patatas sin huevo ni patatas. ¡Y se puede! Hablar de la Wiphala era hablar de la bandera del universo y hablar del resto de banderas era hablar de lo que nos separaba. Para Choquehuanca, el consenso era la clave de un gobierno democrático, pero no un consenso ramplón y mostoso, sino un consenso que actúa “por lo que debe ser” sin renunciar a la discrepancia y al enfrentamiento. El cosmocer que exponía David era una forma de entender que nada existe si no existe el resto. No defiende un inmovilismo si dos fuerzas chocan. Al contrario, defiende una acción que no contempla la eliminación del rival, de su extinción ¡Qué lección nos dió Choquehuanca! Es otra forma de entender el consenso imposible en nuestra concepción occidental donde los dioses ocupan su lugar matando a los más viejos o negando su existencia… Estamos ante un indigenismo que entiende la sociedad de otro modo y que aboga por combatir el individualismo. El gobierno de Bolivia es un gobierno de mayoría democrática que actúa -o pretende actuar- con una conciencia global.
El público se quedó con que la industria nueva boliviana iba a ser sostenible, adquiriendo tecnología sostenible de Francia y Alemania (España podría haber estado ahí pero hemos perdido mucho en esa materia), pero no se quedó con que para adquirir nueva tecnología iban a enviar a estudiar a todos los que supieran inglés de su país, pues no podían esperar a que los campesinos aprendiesen porque la urgencia marca los tiempos. Si no existiese esa cosmovisión, ¿A qué santo iban a enviar a los hijos de los criollos, a los cholos bien posicionados de escuela de pago al extranjero? Pues dijo Choquehuanca que estaban pensando en Bolivia.
Entonces y para concluir, Choquehuanca expuso una teoría sobre el estado del bienestar y la democracia mediante alegorías y lenguaje autóctono. No habló del proletariado o del indígena capaz de hacerse cargo del mundo, sino de interdependencia de todos los sectores de la sociedad boliviana. Habló de la interdependencia de todo el sistema universal entre el que destaca la naturaleza en su conjunto como sujeto activo. Todos somos importantes, todos tenemos derechos y por eso la solución está en todos y en todo, en vez de pensar que un grupo social puede ser una suerte de demiurgo capaz de ser autosuficiente a fuerza de voluntad y adoctrinamiento.
Eso fue de lo que nos habló Choquehuanca, de eso hay que debatir. Mucho me temo que algunos sigan pensando que lo de Bolivia es un socialismo bastardo y ñoño, necesario en el juego de alianzas y bloques extempóreos. Mucho me temo que algunos sigan pensando “¡Qué cosas tiene el panchito!”

Enric Palanca Torres
Alcalde de La Pobla de Farnals
Miembro de la corriente Esquerra Socialista del PSPV-PSOE

Entrevista al portavoz de Esquerra Socialista del PSPV-PSOE, Kilian Cuerda, sobre cumbre de Tiquipaya, Bolivia

Entrevista realizada el 26 de octubre a Kilian Cuerda, portavoz de Esquerra Socialista del PSPV-PSOE, en Latinos FM, 107.9 fm, sobre su participación en la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y Defensa de la Vida, en Tiquipaya, Cochabamba, Estado Plurinacional de Bolivia:

 

El MONSTRUO DEL LIBRE COMERCIO

Ana_IbañezSucede que a veces el monstruo del libre comercio te ataca de repente justo en la cadera y más concretamente en el bolsillo. Paradojas de la vida que algunos se preguntan porqué habrán estado alimentado a ese monstruo que ahora les ataca.
Es lo que les ocurre a quiénes no tan libremente como creen participan en la bonita fiesta de la democracia depositando su confianza en quiénes creen que van a defender sus intereses. Por desgracia, se levantan cada mañana a una hora prudente, hacen un gran esfuerzo para llegar a fin de mes y luchan por mantener a raya al monstruo que les intenta atacar. Se pasan el día atentos mirando a su alrededor que está lleno de prácticas neoliberales que perjudican a la mayoría.
Por eso no es justo que ellos mismos y no se sin tan libremente ( la falta de información y formación me parece un gran atentado contra la “libertad individual”) se unan a que el neoliberalismo y la injusta distribución de la riqueza se proliferen a sus anchas.
Sucede que a veces el monstruo del libre comercio a veces te ataca porque es parte del show del “todo incluido”.

 

Ana Ibáñez

Secretaria de Igualdad del PSPV-PSOE de Benidorm

Trabajadora social

 

LUCHA DE CLASES: ¿TOMAMOS PARTIDO?

Ana_IbañezEl liberalismo más genuino niega la existencia del conflicto social, cree que existe un pluralismo de clases sociales que pueden convivir sin que los intereses de una de las clases se contraponga a las de la otra clase social…
El liberalismo es absurdo.. el conflicto social y la lucha de clases existe y va a existir siempre… neutralizarlo es omitir una realidad social… neutralizar es dar palos a quien pertenece a una clase social que está luchando por mantener los derechos que a nuestros padres tanto les costó conseguir. Estamos contemplando la caída del Estado de Bienestar.

Decir que no existe el conflicto social y obviarlo es tan absurdo como peligroso, así como utilizar los medios para catapultarlo que es lo que está haciendo Rajoy y su séquito de políticos de ultraderecha a los que se les está cayendo el disfraz de centro-derecha por momentos.

A esos liberales les diría que me gustaría verlos en la piel de un deshauciado, mientras a su madre pensionista le obligan a pagar un porcentaje de los medicamentos, su hijo se ve obligado a ser un “nini” porque no encuentra trabajo, pero tampoco tiene dinero para estudiar y con tantos familiares en situación de desempleo que ya ni lleva la cuenta… ESA ES LA SITUACIÓN DE ESPAÑA y quien niegue o quiera acallar este conflicto social es que tiende a hacer todo aquello para perpetuar y beneficiar a su clase social, que es la eterna ganadora de un conflicto del que empezó a hablar Marx hace más de un siglo… La teoría de Marx nunca estará desfasada.

Ana Ibáñez

Secretaria de Igualdad del PSPV-PSOE de Benidorm

Trabajadora social

AVISTAMOS CATALUÑA

dsc_2231

La maquinaria electoral ya se ha puesto en marcha, no solamente en Cataluña, pero ahora se acelerará hasta llegar a un 27S que moverá todo el tablero político catalán y español puesto que no hay que olvidar que en tres meses hay elecciones estatales y que los resultados de estas también influirán sobre el “proceso” catalán al igual que este lo harán en el Estado español.
En estos comicios catalanes, dos lógicas se intentan imponer, la plebiscitaria y la constituyente , y dos ejes están en disputa, el nacional y el social. Interesadamente unos y otros se esfuerzan en hacer hincapié en el eje que más les conviene. En este contexto las diferentes candidaturas que se presentan utilizarán la campaña para defender su programa y movilizar el voto más afín pero también el de la ciudadanía indecisa o la que se abstiene.
Respecto a la composición del nuevo Parlamento y según la última encuesta del CIS habrá una mayoría amplía de Junts pel Sí a pesar de que no será una mayoría absoluta. Por lo tanto, ¿qué mayorías se podrán articular para llevar adelante la hoja de ruta independentista pactada por Convergencia y ERC (y las entidades independentistas) que conforman Junts pel Sí ? ¿Se podrá articular otra hoja de ruta alternativa? En este sentido la candidatura busca una mayoría absoluta y, por tanto, centra todos sus esfuerzos de su campaña en pedir el voto útil independentista y lo supedita todo a una mayoría suficiente para la apertura del “proceso” y su particular hoja de ruta que comporta una declaración solemne, el inicio de negociaciones con el Estado, la apertura de un proceso constituyente, la proclamación de la independencia – no se descarta un referéndum – y en 18 meses elecciones constituyentes. Veremos si esto es así o no y que pasa realmente si hay una mayoría de escaños pero no de votos favorables a las candidaturas independentistas. En cuanto a la cuestión social Junts pel Sí ni siquiera tiene publicado el programa electoral en su página web – a fecha de 10 de septiembre – y que, por lo tanto, no tenemos claro qué políticas públicas aplicaría. Para tener alguna referencia podemos mirar cual ha sido el gasto público social (sanidad, educación, servicios sociales, vivienda, escuelas de infancia, servicios domiciliarios, etc.) de los gobiernos de CiU (con el apoyo de ERC en la última legislatura) y su poca voluntad en esta cuestión debido a su ideología neoliberal, sin olvidar sus corruptelas, las privatizaciones, la represión a la movilización y la criminalización de la pobreza. Está claro que Convergencia tiene la misma ideología que el PP y sus mismos defectos de formas, por lo tanto hacen los mismos recortes que se han hecho desde el gobierno de Madrid. Poco o nada en sentido hablar sobre una política social en las elecciones catalanas, todo se está centrando en independencia sí o independencia no. Hay un pueblo que está sufriendo las privaciones que se le están imponiendo por parte de los lacayos del capital.
En Benicarló se celebro un debate hace algún tiempo, y entre los ponentes estaban Colomer y Tardà. Le pregunte a Tard que que ponía primero, la cuestión nacional o la lucha de clases: no me la pudo o no me la supo responder, por lo que está totalmente claro, sobre todo para mi, que a ellos la Lucha de Clases les importa poco o no les importa nada. Y me queda claro qué es lo mas importante de la lucha de los trabajadores. Colomer sí me respondió que para él, lo primero era la lucha de clases.